Quien Somos

Caribe Azul es un Centro de Aprendizaje Independiente para niños y adultos. Un centro de educación alternativa.

Somos pioneros, participando en la creación del Nuevo Mundo, transformándonos y auto recreándonos continuamente.

MISION

Crear un espacio de alta frecuencia, donde la educación facilita la reconexión de los niños y adultos implicados con su verdadera esencia.

VISION

Retornar a nuestro estado natural de amor, abundancia, libertad y unidad, siendo seres humanos responsables y creadores de nuestros destinos, contribuyendo así, al mejor estar de la humanidad y a la creación de un nuevo mundo, en unión y armonía con el todo.

NUESTRA FILOSOFIA

Somos seres de luz, almas que viven una experiencia en la materia densa (dentro de los  cuerpos físico, emocional y mental).

Somos los creadores de las experiencias que vivimos a partir de nuestra frecuencia vibratoria, nuestros pensamientos y nuestras acciones.

Vivimos en simbiosis con el ser tierra, quien retoma su espacio en la red consciente del universo.

Formamos parte de una red multidimensional, somos parte del todo y nos conectamos con todos  los seres que existen  desde nuestro corazón energético.

La simplicidad es nuestra guía para poder reconocer el camino justo.

NUESTROS LOGROS

Nuestro Centro de Aprendizaje Independiente Caribe Azul  (CAICA), inicio en el año 2010 con 15 niños en un grupo de kínder (4-6 años).  Actualmente (2017), contamos con 120 niños con edades entre 2 y 12 años.

Hemos logrado independizarnos del sistema educativo tradicional, siendo apoyados por la comunidad en que vivimos.

Los niños y niñas vienen con mucha alegría al Centro CAICA.

Hemos logrado una atmosfera de mucha alegría, de confianza, de estudio, de sanación y de paz.

Empezamos a notar como los niños emplean las herramientas de vida consciente creando conscientemente experiencias que desean vivir.

En los niños se despertó mucho la conexión con su sentir.

Se siente una atmosfera de unión y de hermandad sin importar la edad o el género de los niños.

Observamos cambios drásticos en comportamientos  de los niños hacia la transparencia, la verdad, el compartir y la solidaridad.

NUESTRA BASE

La base de nuestro trabajo es la alta frecuencia vibratoria creada activamente por todos los niños y adultos implicados. Así, logramos la transformación personal hacia seres identificados con su esencia, que recuerdan quienes son, que emplean sus dones divinos y su multidimensionalidad para su propio despertar.

En consecuencia participan activamente en el crecimiento de la red de consciencia planetaria y en el despertar de la humanidad.

A través de la alta frecuencia vibratoria, facilitamos el proceso de aprendizaje con base en la consciencia de ser todos uno, usando la osmosis celular para despertar y transmitir conocimientos y sabidurías a nivel atómico.

Formamos parte de la transformación que vive el ser tierra en este momento, ajustándose a frecuencias vibratorias de nuevas dimensiones