Nuestras Herramientas

ENERGETICA

La base de nuestro proceso es la activación de nuestro propio vehículo electromagnético (Merkaba), con ello entramos en el proceso del despertar humano y la transformación de nuestra materia y formamos parte activa de la comunidad cósmica.

Saliendo de la separación, entendemos profundamente que “Todos somos uno” y subiendo activamente más y más nuestra frecuencia vibratoria, podemos aprovechar las informaciones del universo en su forma pura e ilimitada.

Conectados a nuestro cristal interior, que es el motor de nuestro vehículo electromagnético, tenemos acceso al todo, nos volvemos responsables y creadores de nuestros destinos. Rompemos las cadenas que fueron impuestas para controlar a la humanidad y vivimos en nuestro estado natural de amor, abundancia, libertad y unidad.

Viviendo en conexión a nuestro cristal interior, logramos más y más la capacidad de identificarnos con el ser divino que somos. Subiendo activamente nuestra frecuencia, desarrollamos el sentir y la escucha verdadera, creando vidas plenas en armonía con el todo.

Con el trabajo de los cristales usamos herramientas y técnicas energéticas canalizadas desde la fuente creadora de nuestro universo que permiten traer a lo concreto de nuestra vida diaria la manifestación de nuestro potencial de creación divino.

Las herramientas concretas que usamos para construir y fortalecer nuestro vehículo electromagnético vienen de las prácticas de la Escuela de Vida Consciente que es una rama de la Fundación Internacional de Gaiayoga. 

EXPRESION CREATIVA

Usamos el arte como herramienta sensibilizadora para dejar circular la energía de amor, creando la frecuencia de la paz dentro de nosotros y en nuestro entorno.

En nuestras clases y talleres diversos expresamos nuestra esencia en forma creativa, cada uno puede experimentarse, descubrirse y contactar su sabiduría interior.

Creamos una atmosfera de liviandad, llena de alegría, donde la risa nos permite quitar el peso de la seriedad de la vida. (buda en el tren)

CURIOSIDAD – INVESTIGACION

Todo niño en su forma natural, es un ser curioso, su interés es descubrirse a sí mismo dentro de un cuerpo físico, dejarse tocar profundamente por la vida y la creación en sí misma, experimentando y expandiéndose.

Mantenemos esta curiosidad natural viva, abriendo la posibilidad de investigar, experimentar y facilitar el ir más allá de los datos fijos, formulando preguntas propias, entrando realmente a un proceso de aprendizaje autónomo conectado a su esencia.

Automáticamente, se levanta el velo de la manipulación y mentira impuesta a través de currículos llenos de informaciones falsas en las ciencias, la historia, la geología, la medicina y las diversas ramas que normalmente se enseña en las escuelas, con el objetivo de mantener las consciencias dormidas y las personas dóciles.

EXPERIENCIAS PRACTICAS

Los niños participan activamente en todas las tareas cotidianas de nuestro Centro desde muy jóvenes (sembrar, reparar, cocinar, lavar trastes, limpiar), fomentando con ello la independencia y la autonomía.

Abrimos espacios para experimentar actividades prácticas de la vida cotidiana, para convertirse en seres útiles que dejan huellas de conciencia, saliendo así del vacío del mundo moderno.

Experimentamos concretamente que somos los creadores de nuestras vidas y responsables de nuestros actos.

CONEXIÓN CON LA TIERRA

Practicamos la convivencia consciente con la naturaleza, reconociendo que todas las formas que existen son seres (Los árboles, las flores, los animales, las rocas, el agua, los planetas, etc.) que forman una red de luz, de información, en que la humanidad, con su nueva consciencia puede entrar a formar parte y tomar activamente su posición.

Descubrimos el lazo energético que existe entre la tierra y nosotros, retroalimentándonos constantemente y ayudándonos en nuestro proceso de despertar.

COMUNICACIÓN

El compartir permite la circulación de la energía de amor, abre espacio para lo nuevo y también permite contactar entre todos pequeños trozos de información, que al reunirlos, nos permiten una visión y entendimiento mayor.

Practicamos en pequeños grupos el compartir desde el corazón, comunicando y verificando nuestro sentir. Y poco a poco abrimos estos círculos hacia nuestra comunidad, nuestro país y el mundo. Formando parte de la red informática consciente, construyendo puentes de luz entre la juventud del nuevo mundo, acelerando el despertar de la humanidad.